IBLNEWS Fundado en 1998.
Edición número: 7126
Noticias para la comunidad hispanohablante

"Despacito" en la era Trump


by Mikel Amigot


 

"Despacito", una canción en español que mezcla ritmos transnacionales, se convirtió este viernes 4 en el video más visto de la historia de YouTube, con más de tres mil millones de visitas. Universal Music anunció igualmente que se trata de la canción que más veces ha sido reproducida online. 



Este hit, obra de los artistas puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, y con versión también del cantante canadiense Justin Bieber, ha alcanzado una resonancia mundial que va más allá de la música. En YouTube se pueden encontrar interpretaciones de esta música pegadiza en árabe, en japonés, en hebreo y multitud de idiomas. (Incluso existe una divertida versión de cantantes católicos, con más de 1,5 millones de visitas.)



Ayer viernes The New York Times se hacía eco del fenómeno, en una columna de opinión, con el significativo título de "El significado de Despacito en la era Trump". En primer lugar, el rotativo hacía hincapié en el hecho de la canción esté totalmente interpretada en español, una reafirmación en un momento en que el presidente Trump refuerza la idea de una América sólo en inglés, al tiempo que maltatra a los emigrantes que vienen del sur o que residen en EE.UU. y viven bajo la ansiedad de ser deportados.



La canción también es una proclamación multirracial y una exaltación de la humanidad, una circunstancia que tampoco parece encajar con los tiempos de hoy.



El arrasador éxito internacional de esta música tal vez lleve a replantearse la conclusión de que el mundo ha girado, tras el Brexit y Trump, hacia el proteccionismo, el nacionalismo nativista y el cierre de fronteras.



Se puede argumentar, ciertamente, que la música pop tiene el poder de crear un sentimiento global de unidad. (Igualmente, en el plano opuesto, y en el caso concreto de este video musical, puede fomentar ideas nada positivas como el desenfreno sexual). En cualquier caso, el hit de "Despacito" es una muestra del multiculturalismo y la diversidad racial que, desde luego, encuentra un sentimiento favorable en el planeta, o al menos, así se observa en las comunidades digitales online.  



El presidente Trump, con el viento a favor del boom económico, reflejado en la creación de empleo y la generación de riqueza en Bolsa, tiene, en la actualidad, barra libre para hacer y decir a su antojo. La economía, sí, manda. Pero no a cualquier precio. El líder del mundo libre debería entender que EE.UU. es un país grande por su aporte inmigrante. Y es en este factor donde reside su riqueza de futuro. 





 


IBL NEWS



comments powered by Disqus